19 de noviembre “Día de la Mujer Emprendedora”

0
196

En 2014 en el consejo de las Naciones Unidas se instauró el 19 de noviembre como el “Día de la Mujer Emprendedora” con el objetivo de reconocer el valor y el esfuerzo de dichas mujeres y también así, visibilizar el empoderamiento femenino para acabar con la desigualdad de género

En los últimos años los datos respecto al emprendimiento femenino vienen siendo más positivos y con una tendencia creciente pero este año, debido a la pandemia, el emprendimiento se resiente. Aun así, es importante destacar la actitud luchadora de muchas mujeres que, a pesar de las dificultades, se han reinventado y han logrado sacar a flote su empresa. Como así valoró el pasado mes de marzo la Cámara de Comercio de Sevilla al reconocer la labor de dos empresarias sevillanas que han reconvertido sus negocios en medio de la Pandemia. En la XV edición del acto de “Reconocimiento a la Mujer Empresaria Sevillana” la Cámara galardona, por un lado, a Marta Caparrós con el premio “Labor empresarial” y por otro lado, a Delia Núñez con el premio a la “Trayectoria Empresarial”. 

En el caso de Marta, después de ocho años de esfuerzo y trabajo en su empresa “Quality Events & Staff”, sus expectativas se vieron truncadas por el Covid-19. Su empresa se dedica a realizar eventos para clientes ofreciendo servicios de azafatas, barman y call-center. Esta emprendedora, tras la imposibilidad de realizar este tipo de trabajos, se reinventa abriendo, durante la pandemia, una tienda de ropa de mujer online “Popsicols Clous”. Marta, además, en la entrega de premios, habla de lo fácil que fue para ella hacer los trámites necesarios para crear una empresa. “No te lo crees hasta que te ocurre y la gente no cree que sea posible montar una empresa en una mañana, pero si es posible con la Cámara y el Programa de Apoyo a la Mujer” asegura la empresaria. El Programa de apoyo empresarial a las mujeres (PAEM) ofrece ayuda a aquellas mujeres con inquietud emprendedora dando diferentes facilidades, como ayudar a la elaboración de un plan de empresa, asesoramiento e información para llevar a cabo el desarrollo del negocio y la realización de trámites para el acceso a líneas de financiación. En este sentido, cabe destacar la labor de diferentes asociaciones, como es el caso de Empresarias Sevillanas. Asociación sin ánimo de lucro que tiene como fin “unir a un colectivo de mujeres empresarias para cubrir todas las necesidades existentes en el mercado laboral”, afirma su presidenta Vanessa Muñoz que, a su vez, se esfuerza para que Empresarias Sevillanas sea un ejemplo en Andalucía de trabajo en equipo para favorecer la creatividad, la diversidad, la comunicación y la sinergia. 

Delia Núñez, por su parte, reconocida diseñadora de moda flamenca, tras años dedicada a este sector, decide reconvertir su negocio abriendo una nueva línea de moda para el hogar. Ambas mujeres son ejemplos de lucha y reinvención empresarial.

Según el informe GEM (Global Entrepreneurship Monitor) el Covid-19 ha hecho que la tasa de actividad emprendedora esté en un 5,2 % por debajo de la de 2019. El emprendimiento femenino ha frenado su tendencia ascendente en el último año, la creación de empleo de hasta 5 trabajadores se han producido en un 9,5% de las iniciativas de mujeres frente al 14,8% de las de hombres. En 2020 las mujeres emprendedoras mantienen un perfil más conservador que los hombres. Perciben menos oportunidades (14,4%), tienen más miedo al fracaso (54%) y valoran menos favorablemente la cultura emprendedora de su entorno. Según este informe, la motivación de crear riqueza es menos acentuada en las mujeres (27,6%) que en los hombres (41%). Sin embargo, mujeres y hombres emprenden en la misma medida cuando lo hacen para continuar con una tradición familiar. 

Con respecto a la edad, las mujeres entre 35-44 años emprenden en mayor medida que los hombres en ese mismo tramo. Por el contrario, lo hacen menos que los hombres en el tramo entre 55-64 años. 

Con respecto a los sectores, las empresas de mujeres relacionadas con sectores de alta y media tecnología representan en torno al 50% de las empresas de hombres relacionadas con dichos sectores.

El 81,9% de las mujeres emprendedoras considera que tiene suficientes conocimientos y habilidades para emprender, un porcentaje ligeramente inferior al del año anterior (82,6%) pero que recorta distancias con el porcentaje de hombres emprendedores con conocimientos y habilidades para emprender (84,2% en 2020 frente al 87,2% en 2019).

Según las investigaciones llevadas a cabo por GEM existen factores contextuales de tipo cultural y social que hacen que el emprendimiento sea menos atractivo para las mujeres, y también, que el acceso a los recursos o a la necesidad de compaginarla con la vida personal puede condicionar el tipo de actividades puestas en marcha y los resultados logrados, haciendo que su consolidación vaya decreciendo. Aun así, el emprendimiento para muchas mujeres supone una opción para hacer más compatible su vida personal y profesional.